Los CDC advierten del riesgo de una nueva ola de la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos

Los CDC Advierten Del Riesgo De Una Nueva Ola De La Pandemia Del COVID-19 En Estados Unidos

Estados Unidos se encuentra en una “encrucijada” y debe actuar cuanto antes para eludir una “ola evitable” de contagios de COVID-19 como las que se han detectado en parte de Europa, alertaron este lunes los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades CDC, en inglés).

“Estamos en un punto crítico en esta pandemia, una encrucijada, en la que como país debemos decidir qué camino tomar”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa organizada por la Casa Blanca.

“Me preocupa que si no tomamos ahora las medidas correctas, tendremos otra ola evitable de contagios como las que estamos viendo ahora en Europa”, añadió.

RELATED

Después de dos meses de declive, los contagios diarios por COVID-19 están subiendo de nuevo en varios estados, como resultado de la fatiga pandémica y del carácter más contagioso de las nuevas variantes del virus.

Walensky aseguró que entiende que la gente esté cansada de seguir las restricciones, pero pidió a todos que “encuentren la fuerza para aguantar solo un poquito más”, hasta que se pueda alcanzar una inmunidad de grupo gracias al rápido ritmo de vacunación en el país.

Casi uno de cada tres adultos del país han recibido ya al menos una dosis de la vacuna del COVID-19, un total de 82.5 millones de personas; y el 42.5% de los mayores de 65 años han recibido ya todas las dosis necesarias para estar completamente inoculados contra la enfermedad, según el CDC.

Foto del 19 de febrero de 2020 de hospital en Wuhan, China. La enfermedad causada por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) ha sido oficialmente nombrada COVID-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El brote, que se originó en la ciudad china de Wuhan, ha matado hasta ahora a más de 2,000 personas con más de 75,000 infectadas en todo el mundo, principalmente en China. (STRINGER)

Mesas vacías en la Plaza de San Marcos, en Venecia, Italia, el martes 25 de febrero de 2020. El número de enfermos por el nuevo coronavirus en Italia dio un salto del 45% en las últimas 24 horas.

Mesas vacías en la Plaza de San Marcos, en Venecia, Italia, el martes 25 de febrero de 2020. El número de enfermos por el nuevo coronavirus en Italia dio un salto del 45% en las últimas 24 horas. (Renata Brito)

El cielo ha recuperado el color azul en muchas ciudades debido a las cuarentenas por el coronavirus; en Venecia, los canales se han vuelto tan transparentes que en el fondo pueden verse bancos de peces.

El cielo ha recuperado el color azul en muchas ciudades debido a las cuarentenas por el coronavirus; en Venecia, los canales se han vuelto tan transparentes que en el fondo pueden verse bancos de peces. (Andrea Merola)

Un gondolero mira su teléfono mientras espera ser contratado por alguno de los pocos turistas que visitan Venecia desde el estallido de un brote de coronavirus. Foto del 28 de febrero del 2020.

Un gondolero mira su teléfono mientras espera ser contratado por alguno de los pocos turistas que visitan Venecia desde el estallido de un brote de coronavirus. Foto del 28 de febrero del 2020. (Francisco Seco)

Soldados del ejército de Corea del Sur con equipo de protección rocían desinfectante como precaución contra el nuevo coronavirus en una calle comercial en Seúl, Corea del Sur, el miércoles 4 de marzo de 2020. La epidemia de coronavirus se desplazó cada vez más hacia el oeste, hacia el Medio Oriente, Europa y Estados Unidos.

Soldados del ejército de Corea del Sur con equipo de protección rocían desinfectante como precaución contra el nuevo coronavirus en una calle comercial en Seúl, Corea del Sur, el miércoles 4 de marzo de 2020. La epidemia de coronavirus se desplazó cada vez más hacia el oeste, hacia el Medio Oriente, Europa y Estados Unidos. (Ahn Young-joon)

El famoso coliseo romano cerró a los turistas el 8 de marzo de 2020. Italia anunció una cuarentena radical, provocando el caos en los viajes al restringir los movimientos de una cuarta parte de su población en un intento por detener la implacable marcha del nuevo coronavirus por Europa.

El famoso coliseo romano cerró a los turistas el 8 de marzo de 2020. Italia anunció una cuarentena radical, provocando el caos en los viajes al restringir los movimientos de una cuarta parte de su población en un intento por detener la implacable marcha del nuevo coronavirus por Europa. (Alfredo Falcone/LaPresse)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mira mientras el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, explicando la gravedad del virus y la importancia de tomar medidas extremas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mira mientras el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, explicando la gravedad del virus y la importancia de tomar medidas extremas. (Alex Brandon)

Una compradora sostiene un artículo rodeada de estantes casi vacíos en un supermercado en Madrid, en esta fotografía de archivo del 10 de marzo de 2020. La gente hizo compras de pánico de alimentos y suministros después de que el ministro de Salud de España anunciara un fuerte aumento en los casos de coronavirus en la capital nacional y sus alrededores.

Una compradora sostiene un artículo rodeada de estantes casi vacíos en un supermercado en Madrid, en esta fotografía de archivo del 10 de marzo de 2020. La gente hizo compras de pánico de alimentos y suministros después de que el ministro de Salud de España anunciara un fuerte aumento en los casos de coronavirus en la capital nacional y sus alrededores. (Manu Fernandez)

Fotografía de archivo del 11 de marzo de 2020 de empleados con equipos de protección, de la cabeza a los pies, se aprestan a desinfectar la casa de ancianos Life Care Center de Kirkland cerca de Seattle, en Washington.

Fotografía de archivo del 11 de marzo de 2020 de empleados con equipos de protección, de la cabeza a los pies, se aprestan a desinfectar la casa de ancianos Life Care Center de Kirkland cerca de Seattle, en Washington. (Ted S. Warren)

Aviones detenidos en los aeropuertos. El nuevo virus provocó que los viajes se cancelaran o se limitarán en algunos lugares para casos especiales.

Aviones detenidos en los aeropuertos. El nuevo virus provocó que los viajes se cancelaran o se limitarán en algunos lugares para casos especiales. (Michael Probst)

El 11 de marzo de 2020 la NBA suspendió el partido entre los Pelicans de Nueva Orleans y los Kings de Sacramento de último momento ante el brote de coronavirus, en Sacramento, California.

El 11 de marzo de 2020 la NBA suspendió el partido entre los Pelicans de Nueva Orleans y los Kings de Sacramento de último momento ante el brote de coronavirus, en Sacramento, California. (Rich Pedroncelli)

Un hombre vestido como un fantasma de pie en una tribuna vacía antes del partido de ida de los octavos de final de la Liga Europa entre Linzer ASK y Manchester United en Linz, Austria, en esta fotografía de archivo del 12 de marzo de 2020. El partido se jugó en un estadio vacío.

Un hombre vestido como un fantasma de pie en una tribuna vacía antes del partido de ida de los octavos de final de la Liga Europa entre Linzer ASK y Manchester United en Linz, Austria, en esta fotografía de archivo del 12 de marzo de 2020. El partido se jugó en un estadio vacío. (Kerstin Joensson)

Una mujer camina por el centro comercial Pier 39 en San Francisco, en esta fotografía de archivo del 12 de marzo de 2020.

Una mujer camina por el centro comercial Pier 39 en San Francisco, en esta fotografía de archivo del 12 de marzo de 2020. (Jeff Chiu)

El papa Francisco se coloca una mascarilla para asistir a  una ceremonia ecuménica por la paz en la Basílica de Santa Maria in Aracoeli,

El papa Francisco se coloca una mascarilla para asistir a una ceremonia ecuménica por la paz en la Basílica de Santa Maria in Aracoeli, (Gregorio Borgia)

En esta fotografía de archivo del miércoles 18 de marzo de 2020, un hombre con una mascarilla para prevenir la propagación del coronavirus viaja en tren por Barcelona, España. Cuando la Organización Mundial de la Salud declaró el coronavirus una pandemia hace un año el jueves 11 de marzo, lo hizo solo después de semanas de resistir el término y mantener el virus altamente infeccioso aún podía detenerse. Un año después, la agencia de la ONU todavía está luchando por mantenerse al tanto de la ciencia en evolución de COVID-19, para persuadir a los países de que abandonen sus tendencias nacionalistas y ayuden a llevar las vacunas donde más se necesitan.

En esta fotografía de archivo del miércoles 18 de marzo de 2020, un hombre con una mascarilla para prevenir la propagación del coronavirus viaja en tren por Barcelona, España. Cuando la Organización Mundial de la Salud declaró el coronavirus una pandemia hace un año el jueves 11 de marzo, lo hizo solo después de semanas de resistir el término y mantener el virus altamente infeccioso aún podía detenerse. Un año después, la agencia de la ONU todavía está luchando por mantenerse al tanto de la ciencia en evolución de COVID-19, para persuadir a los países de que abandonen sus tendencias nacionalistas y ayuden a llevar las vacunas donde más se necesitan. (EMILIO MORENATTI)

Foto de archivo del 22 de abril de 2020 cuando en Europa había crisis por la falta de espacio en las áreas de intensivo por la cantidad de pacientes.

Foto de archivo del 22 de abril de 2020 cuando en Europa había crisis por la falta de espacio en las áreas de intensivo por la cantidad de pacientes. (Ricardo Garcia Vilanova)

Ridley Goodside usa una cubierta de goma para la cabeza de buceo junto con gafas y una máscara especial de filtración de aire para protegerse de la propagación del coronavirus mientras se sienta en un círculo designado marcado en el césped en el Domino Park de Brooklyn.

Ridley Goodside usa una cubierta de goma para la cabeza de buceo junto con gafas y una máscara especial de filtración de aire para protegerse de la propagación del coronavirus mientras se sienta en un círculo designado marcado en el césped en el Domino Park de Brooklyn. (Kathy Willens)

Círculos diseñados para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus fomentando el distanciamiento social en el parque Dolores de San Francisco, el jueves 21 de mayo de 2020.

Círculos diseñados para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus fomentando el distanciamiento social en el parque Dolores de San Francisco, el jueves 21 de mayo de 2020. (Noah Berger)

Una mujer espera afuera de una tienda con equipo de protección debido a la pandemia de COVID-19 en el centro de Lima, Perú.

Una mujer espera afuera de una tienda con equipo de protección debido a la pandemia de COVID-19 en el centro de Lima, Perú. (Rodrigo Abd)

Los hermanos Julia y Jorge López decoran la tumba de su madre, quien recientemente falleció por el nuevo coronavirus, en un cementerio público en Lima, Perú, el viernes 22 de mayo de 2020. A pesar de las estrictas medidas para controlar el virus, esta nación sudamericana de 32 millones se ha convertido en uno de los países más afectados por la enfermedad.

Los hermanos Julia y Jorge López decoran la tumba de su madre, quien recientemente falleció por el nuevo coronavirus, en un cementerio público en Lima, Perú, el viernes 22 de mayo de 2020. A pesar de las estrictas medidas para controlar el virus, esta nación sudamericana de 32 millones se ha convertido en uno de los países más afectados por la enfermedad. (Rodrigo Abd)

Mujeres con máscaras contra la propagación del nuevo coronavirus caminan por una calle en La Habana, Cuba, el lunes 25 de mayo de 2020. Las autoridades cubanas exigen el uso de máscaras para cualquier persona fuera de sus hogares

Mujeres con máscaras contra la propagación del nuevo coronavirus caminan por una calle en La Habana, Cuba, el lunes 25 de mayo de 2020. Las autoridades cubanas exigen el uso de máscaras para cualquier persona fuera de sus hogares (Ramon Espinosa)

En esta imagen del 30 de mayo de 2020, Óscar Becerril, coordinador de paramédicos, desinfecta a su colega César Ávila después de salir a recoger a un paciente enfermo de COVID-19 desde su base en Iztapalapa, una demarcación de la Ciudad de México.

En esta imagen del 30 de mayo de 2020, Óscar Becerril, coordinador de paramédicos, desinfecta a su colega César Ávila después de salir a recoger a un paciente enfermo de COVID-19 desde su base en Iztapalapa, una demarcación de la Ciudad de México. (Marco Ugarte)

Los eventos deportivos celebrados en medio de la pandemia de coronavirus se han convertido en un espectáculo completamente diferente cuando se trata de espectadores. En la imagen el primer juego de la MLB de los Yankees de NY ante los Nacionales de Washington.

Los eventos deportivos celebrados en medio de la pandemia de coronavirus se han convertido en un espectáculo completamente diferente cuando se trata de espectadores. En la imagen el primer juego de la MLB de los Yankees de NY ante los Nacionales de Washington. (Alex Brandon)

En esta imagen de archivo, tomada el 4 de septiembre de 2020, Francisco España, de 60 años, rodeado por miembros del equipo médico que lo atiende, mira al mar Mediterráneo desde su cama en el paseo próximo al Hospital del Mar, en Barcelona. El hombre pasó 52 días en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro a causa del coronavirus, pero ese día sus doctores le permitieron pasar casi 10 minutos al borde del mar como parte de su terapia de recuperación.

En esta imagen de archivo, tomada el 4 de septiembre de 2020, Francisco España, de 60 años, rodeado por miembros del equipo médico que lo atiende, mira al mar Mediterráneo desde su cama en el paseo próximo al Hospital del Mar, en Barcelona. El hombre pasó 52 días en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro a causa del coronavirus, pero ese día sus doctores le permitieron pasar casi 10 minutos al borde del mar como parte de su terapia de recuperación. (Emilio Morenatti)

En esta imagen publicada por la Casa Blanca, el presidente Donald Trump trabaja en su sala de conferencias en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, el sábado 3 de octubre de 2020, luego de dar positivo por COVID-19.

En esta imagen publicada por la Casa Blanca, el presidente Donald Trump trabaja en su sala de conferencias en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, el sábado 3 de octubre de 2020, luego de dar positivo por COVID-19. (Joyce N. Boghosian)

Con una máscara como medida de precaución en medio de la propagación del nuevo coronavirus, una niña se pone guantes de plástico durante la clase en La Habana, Cuba, el lunes 2 de noviembre de 2020. Decenas de miles de escolares regresaron a clases en el mes de noviembre en La Habana por primera vez.

Con una máscara como medida de precaución en medio de la propagación del nuevo coronavirus, una niña se pone guantes de plástico durante la clase en La Habana, Cuba, el lunes 2 de noviembre de 2020. Decenas de miles de escolares regresaron a clases en el mes de noviembre en La Habana por primera vez. (Ramon Espinosa)

Una rosa roja yace sobre un ataúd alineado con otros en el piso de la iglesia de San Giuseppe en Seriate, una de las áreas más afectadas por el coronavirus, cerca de Bérgamo, Italia, esperando ser llevada a un crematorio. El número de muertos en Italia superó los 101 mil.

Una rosa roja yace sobre un ataúd alineado con otros en el piso de la iglesia de San Giuseppe en Seriate, una de las áreas más afectadas por el coronavirus, cerca de Bérgamo, Italia, esperando ser llevada a un crematorio. El número de muertos en Italia superó los 101 mil. (Claudio Furlan/LaPresse)

La cifra de muertos en Estados Unidos por el coronavirus superó el medio millón, una cifra inimaginable hace un año cuando el virus alcanzó por primera vez a la nación más rica del mundo con sus brillantes laboratorios, científicos de primer nivel y enormes reservas de medicamentos y suministros de emergencia.

La cifra de muertos en Estados Unidos por el coronavirus superó el medio millón, una cifra inimaginable hace un año cuando el virus alcanzó por primera vez a la nación más rica del mundo con sus brillantes laboratorios, científicos de primer nivel y enormes reservas de medicamentos y suministros de emergencia. (Mark Lennihan)

Sin embargo, aún queda mucho para vacunar a toda la población adulta, y los expertos sanitarios observan con preocupación las decisiones de estados como Texas y Misisipi de levantar el uso obligatorio de mascarilla y permitir que los negocios operen sin límites de capacidad.

La vacuna de AstraZeneca

Por otra parte, la Casa Blanca describió como “alentador” el estudio publicado este lunes sobre los ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca, que indican que ese producto muestra un 79 % de efectividad previniendo la covid-19 sintomática y ofrece protección del 100 % ante la enfermedad grave y la hospitalización.

Estados Unidos todavía no ha aprobado el uso de emergencia de la vacuna de AstraZeneca, aunque el año pasado negoció para comprar 300 millones de dosis de ese preparado.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó este lunes que, si el ente regulador da luz verde al uso en el país de AstraZeneca, dicha vacuna se “incorporará al proceso de distribución” de dosis en el país, junto a las ya aprobadas de Pfizer, Moderna y Johnson and Johnson.

Aunque el país ya tiene dosis de sobra para vacunar a toda su población adulta sin necesidad de recurrir a las 300 millones de AstraZeneca, Psaki indicó que eso no significa necesariamente que todas las vacunas que adquiera de esa farmacéutica se vayan a compartir con otros países.

El gobierno quiere asegurarse de que acumula dosis de sobra para hacer frente a posibles imprevistos en la evolución de la pandemia, y “explorará opciones para compartir más ampliamente” una vez que tenga claro que tiene suficientes para su población, recalcó.

Estados Unidos confirmó el pasado jueves que enviará a México 2,5 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca y otros 1,5 millones a Canadá; y otros países, como Brasil, le han solicitado también compartir sus excedentes.

READ MORE NEWS

YOU MAY ALSO LIKE

Leave a Reply

Your email address will not be published.

2 + 8 =